Transformando empresas con éxito!
(481) 381 2364 | Entrar

Miedo al SAT: La táctica que hizo a los mexicanos pagar más impuestos

El temor a recibir un correo electrónico o una notificación del SAT ha disparado la recaudación de impuestos en más de 60%, mientras que las auditorías consiguieron una menor recaudación pese a que se incrementaron en 2017.

El temor que puede generar entre los contribuyentes recibir un correo electrónico, un mensaje de texto o una carta del SAT, en el que le advierte por algo inusual o una discrepancia, de la mano de la tecnología, ha resultado redituable para aumentar la recaudación de impuestos.

La recaudación derivada de actos de control se disparó 61.6% real anual en el 2017, lo que permitió recaudar un máximo de 30,806 millones de pesos, de acuerdo con cifras del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Los actos de control de obligaciones son las actividades que realizan las autoridades para generar presencia fiscal y sirven como una advertencia antes de que haga una auditoria al contribuyente ya sea persona física o moral.

La recaudación se consiguió pese a que el fisco ejecutó 42.46 millones de actos de control, esto es, 4.2% menos que los 44.3 millones de actos del 2016.

El correo electrónico fue la vía que más le generó recursos al SAT, ya que al enviar 58.5 millones de e-mails recaudó 30,330 millones de pesos, a este le siguieron las entrevistas, que derivaron en 13,309 millones de pesos.

En tanto que los requerimientos redituaron en 5,904 millones de pesos, el buzón tributario en 1,734 millones de pesos, las cartas invitación en 1,116 millones de pesos y los 3.85 millones de mensajes de voz y texto que envió, le dejaron 282.3 millones de pesos.

“Ponen al contribuyente en un estado de alerta y como consecuencia responden aunque no se trate de un acto de fiscalización. Aun cuando no es un acto directo, genera recaudación porque la persona puede decir ‘mejor pago esto y me evito problemas antes de que me llegue una auditoría’”, comentó Manuel Baltazar, socio en el área fiscal y de auditoría gubernamental de BM & Cía.

Adicionalmente, las declaraciones mensuales de IVA e ISR, así como el uso de la factura electrónica le ha facilitado la tarea de control y fiscalización al SAT debido al cúmulo de información que solicita. Al cierre del año pasado se emitieron 6,518 millones de facturas electrónicas, desde las 6,143 millones de un año antes.

En este sentido, el costo de la recaudación para el gobierno federal ha tenido una tendencia decreciente en los últimos años. En el 2017 para recaudar 100 pesos solo invirtió 55 centavos, desde los 57 centavos del 2016 y muy lejos de los 1.05 pesos que le costaba en el 2010.

¿Qué hacer si recibo un mensaje del SAT?
Recibir un mensaje de texto o un correo electrónico no genera una obligatoriedad para el contribuyente si es que la autoridad quiere ejercer un tipo de acción en su contra, lo que verdaderamente la genera son las notificaciones del buzón tributario.

En el caso de que el contribuyente reciba un e-mail del SAT, primero tendrá que comprobar su autenticidad y después verificar si tiene algún mensaje en el buzón tributario, el cual se activa en el portal de internet del SAT con la contraseña y firma electrónica.

Una de las recomendaciones es que el contribuyente se asesore con un especialista para validar si verdaderamente existen diferencias y en este caso, corregirlas ante la autoridad.

“Si un contribuyente no está bien asesorado puede terminar pagando impuestos de más”, dijo Baltazar.

Baja la rentabilidad de fiscalizar
Contrario a lo que consiguieron los actos de control, los actos de fiscalización, que ya implican una auditoria, consiguieron una menor recaudación pese a que estos se incrementaron.

En el 2017 el SAT recaudó 140,867 millones de pesos por actos de fiscalización, lo que implicó una caída de 7.1% real a tasa anual, frente a los 142,966 millones de pesos que consiguió en el 2016.

Lo anterior aunque llevó acabo 136,135 actos con un presupuesto de 3,371 millones de pesos. En el 2016 la cifra fue de 90,274 actos y 3,216 millones de pesos de inversión.

De esta manera, la rentabilidad de la fiscalización sufrió una reducción, ya que por cada peso invertido recaudó 41.8 pesos, cuando en el 2016 recaudó 44.5 pesos.

“La fiscalización se lleva acabo con equipos de auditorías, las personas van, revisan y siempre que hay una atención de persona a persona, la eficiencia de una determinación de diferencias (de impuestos) toma más tiempo. Los actos concretos de fiscalización cuando involucran equipos hay mayor interpretación y alarga las revisiones”, dijo Baltazar.

De acuerdo con el SAT, desde el 2015 las auditorías se han centrado en combatir conductas como simulación de operaciones o emisión de facturas falsas.

Fuente: Alto Nivel

iAC Soluciones
Regresar a noticias